Certificación ISO 9001: ¿Qué es y por qué deberías conseguirlo?

¿Alguna vez has reflexionado sobre el valor que le aporta la certificación ISO 9001 a tu empresa? Este reconocimiento internacional es más que un simple papel. Es la evidencia de que tu organización cumple con los más altos estándares de calidad en sus procesos, productos y servicios. 

Hoy, exploraremos el significado detrás de la certificación ISO 9001 y la importancia de contar con él.

¿En qué consiste la norma ISO 9001?

La normativa ISO 9001 es parte de un conjunto de normativas de gestión de calidad. Ayudan a las empresas a asegurar que sus clientes reciben servicios y productos de calidad consistentemente. Esta guía de buenas prácticas proporciona el marco necesario para optimizar los procedimientos internos con el objetivo de aumentar la satisfacción del cliente.

Cuando tu empresa decide embarcarse en el proceso de obtener la certificación ISO 9001, no solo estás contribuyendo a mejorar la calidad de tus operaciones. También inviertes en una cultura organizacional enfocada en la mejora continua. 

Desde la eficiencia operativa hasta la apertura de nuevos mercados, las ventajas son significativas.

Pasos para obtener la certificación ISO 9001

Conseguir este distintivo no es algo que se logra de la noche a la mañana, y requiere de varios requisitos. Exige compromiso, consistencia y un completo análisis de tus procesos actuales. Deberás preparar a tu equipo, documentar tus procedimientos y pasar por una serie de auditorías externas (las auditorías internas tienen otro propósito).

Para obtener la certificación ISO 9001, lo primero que deberás hacer es establecer un sistema de gestión de calidad siguiendo las pautas de la norma ISO 9001. Aunque esto se dice fácil, la realidad es que implementar este tipo de sistemas puede tomar meses, si no es que hasta más de un año. Si quieres acelerar el proceso, pide ayuda a un consultor experto.

Ya que tengas el sistema de gestión de calidad implementado, debes contactar a un organismo certificador oficial. Este acudirá a tu empresa, analizará tu sistema de gestión de calidad y determinará si cumples o no con la norma. En caso de cumplir, recibirás tu certificado.

Por supuesto, la certificación ISO 9001 tiene un costo.

¿Cómo mantener tu certificación ISO 9001 actualizada?

Una vez conseguida la certificación, la tarea no concluye allí. Es imprescindible mantener y actualizar constantemente tus estándares de calidad según evoluciona la norma. Esto garantiza que tus procesos y servicios sigan siendo de primer nivel y, más aún, que tu compromiso con la excelencia sea eterno.

.

Tomar la decisión de obtener la certificación ISO 9001 es apostar por el crecimiento sostenible y la diferenciación en el mercado. Si estás listo para elevar el estándar de calidad de tu organización y darle valor a tu marca, en FESCO Abogados podemos ayudarte a conseguirlo. Contáctanos y te daremos la asesoría que requieres.